Ana Mareca está gorda, desde hace años. Un día del verano de 2016 decidió hablar públicamente de su gordura, que era tanto como hablar de su vida.

Desde La CALA se le propuso llevar a cabo el relato y la reflexión en compañía, en diálogo abierto con el escritor Grassa Toro, dentro del marco del recién inaugurado Programa: Ensayar el ensayo.

El diálogo tuvo dos fases iniciales: una correspondencia escrita y enviada a través de mail durante tres semanas del mes de agosto, y una entrevista audiovisual grabada durante tres días en septiembre. En la periferia de estos dos modos de expresión se sucedieron las conversaciones informales, las lecturas compartidas, y algunos silencios.

En La vida engorda, Ana Mareca habla sobre ella, sobre su entorno más cercano: la pareja, la familia, los amigos y, al mismo tiempo, es capaz de tomar distancia y pensar en términos globales de sociedad, consumo, ideología, capitalismo.

Ana utiliza como eje vertebrador del discurso su biografía, el relato de vivencias que pasaron de íntimas a privadas en momentos de amistad, o de consulta médica, y aquí se hacen definitivamente públicas por decidida voluntad de reconocimiento de un yo en construcción social de identidad.

El énfasis en lo personal, propio del ensayo, no afecta a la trascendencia de lo dicho; cuando Ana habla de pizzas, espejos, ropa, dietas, sexo, cuando habla de culpa, afectos, rebeldía, depresión, miedo, está hablando de cualquier ser humano, poco importa lo que pese, lo que mida, poco importa qué, cómo, dónde, por qué, con quién o contra quién coma o deje de comer.

La vida engorda es un ensayo y como tal es subjetivo, provisional, fragmentario, inacabado, directo, privado.

Y es subversivo porque se hace público con la intención de ser herramienta de transformación individual y social.

Y es libre, con la libertad propia de quien vence el tabú desde una radical toma de conciencia: se puede hablar de todo.

Y será bello, belleza que se construirá en el encuentro de miradas, de la del yo íntegro de Ana a tu yo íntegro, seas quien seas, peses lo que peses. Solo tienes que ensayar a su lado.


Últimas entradas en el Blog

Proyección en Madrid

5 de Junio · Coworking EL PATIO · 20h

Read More

Proyección en Zaragoza

26 y 27 de mayo. Centro de Historias. Aula Mirador. 18.30h.

Read More

Dar la cara

¿por qué tenemos que ser valientes para decir lo que pensamos?

Read More